Tablas

Jueves, 5 Junio   

Tablas es el nombre que tiene el empate en el juego del ajedrez.

¿Cuándo concluye una partida en tablas?

Hay varias condiciones establecidas en las que una partida de ajedrez se declara empate.
Veamos las diferentes situaciones de tablas:

Tablas por insuficiencia de material.

* Insuficiencia de material para dar mate: se llega a esta situación cuando acontece que no hay suficientes piezas para dar mate al rey contrario. Esto ocurre cuando, por ejemplo:
o Sobre el tablero no hay más piezas que los reyes.
o Rey y dos caballos contra rey solo.
o Rey y caballo o rey y alfil contra rey solo.
o Rey y caballo o rey y alfil contra rey y caballo.

Hay varias situaciones que comportan que la partida sea tablas, que es como se denomina el empate en el ajedrez.

Obsérvese que en principio esto no ocurre cuando quedan ambos reyes pero un jugador posee además un peón, ya que éste puede potencialmente coronar, apareciendo en el tablero una pieza capaz de contribuir al mate.

* Por Rey ahogado, estado por el cual un jugador que no está en jaque, se encuentra en una situación en donde las únicas jugadas legales llevan a su rey a jaque. A este hecho se le denomina “rey ahogado” y la partida concluye automáticamente en tablas.
* Repetición de jugadas: situación en la que una misma jugada se repite una y otra vez.
* Jaque continuo, situación en la cual uno de los bandos no puede escapar de que el otro amenace a su rey con jaques sin llegar nunca al jaque mate. Esto a la larga conducirá de forma necesaria a tablas por repetición de jugadas.

El jaque continuo (o jaque perpetuo) es muy útil para aquellas situaciones en las que un jugador no tiene otro recurso para defender una mala posición; evita de este modo la pérdida de la partida.

* La posición en el tablero se da por tercera ocasión en el transcurso de la partida.
* Regla de los cincuenta movimientos: Incapacidad de matar el rey en 50 jugadas consecutivas. Cuando no hay capturas ni movimiento de peón en 50 jugadas consecutivas, la partida se considera como tablas si uno de los jugadores lo solicita.[1] [2] [3]

Hay determinados finales (por ejemplo, rey, alfil y caballo contra rey) en los que no hay tablas por insuficiencia de material, pero el mate presenta cierta dificultad de ejecución, por lo que hay que conseguir hacerlo dentro de estas 50 jugadas.
Esta es una norma introducida para evitar que las partidas se alarguen indefinidamente en situaciones donde un bando puede ganar pero no sabe cómo o simplemente cree que puede ganar y no es cierto.

Nota: con la llegada de los ordenadores y los potentes programas de ajedrez, capaces de ganar a los maestros más fuertes de la élite mundial, se han descubierto determinados finales excepcionales en los que un bando es capaz de ganar sin errores del adversario en más de 50 jugadas, dichos finales son extraordinariamente difíciles para los jugadores humanos y además son infrecuentes. La FIDE no ha modificado la regla de las 50 movimientos para partidas oficiales entre humanos o computadoras, pero permite ignorar dicha ley en las composiciones de problemas de ajedrez.

* Tablas pactadas: un jugador, después de efectuar su jugada, puede proponer tablas al adversario (bien por apreciar que la partida no puede ganarse, o bien porque no desea continuar la lucha). Si éste las acepta, la partida se considera acabada y son tablas; de lo contrario, la partida continúa.

Cualquier jugador pueder ofrecer tablas durante la partida las veces que considere oportuno.