El jaque al rey

Martes, 15 Julio   

Cuando un jugador ataca con alguna de sus piezas al rey contrario se dice que dicha pieza da jaque o jaque al rey. Un jugador no puede realizar una jugada que suponga poner a su rey en jaque, es decir, no puede moverlo a una casilla atacada por alguna pieza rival.

En partidas amistosas, el jugador que da el jaque suele avisar de tal hecho al jugador contrario pronunciando la palabra “jaque” (”check” en inglés). En torneos, no es obligación del jugador mencionar tal hecho ya que esto puede distraer o molestar al rival.

Cuando se hace jaque al rey de uno de los jugadores, éste lo tiene que rescatar obligatoriamente de esta posición. Para hacerlo tiene tres opciones:

* Capturar la pieza que amenaza al rey propio; esto sólo se puede hacer si existe una única pieza que amenaza nuestro rey y podemos eliminarla. En ocasiones, nos podrán dar jaque con dos piezas (jaque doble) y entonces esta solución no podrá ser utilizada.
* Poner una pieza obstruyendo la acción del jaque, es decir, entre el rey y la pieza atacante. Esto no podrá hacerse si dos piezas dan jaque a la vez al rey o si el atacante es un caballo. Esta acción se denomina tapar.
* Mover el rey a una casilla contigua no atacada. Conviene aquí dejar constancia de que un rey ataca todas las casillas contiguas a la casilla en la que se encuentra situado, por tanto, nunca es posible mover nuestro rey a una casilla atacada por el rey contrario. Por ello, los reyes adversarios son las únicas piezas que no pueden colocarse una al lado de la otra.

En publicaciones, libros y anotaciones de partidas, el jaque se representa con un signo de adición +.